12 Julio 2017

Centro para el patrimonio palestino de Belén

Promover, recuperar y preservar la tradición palestina. Estos son los tres “mandamientos” del centro fundado en 1991 por Maha Saca.

Cristianos de Tierra Santa

Loading the player...
Embed Code  

Para solicitar el vídeo en alta calidad
Copy the code below and paste it into your blog or website.
<iframe width="640" height="360" src="https://cmc-terrasanta.com/embed/centro-para-el-patrimonio-palestino-de-belen-13358"></iframe>
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Por favor, envíe un mail a :
info@cmc-terrasanta.org

Asunto: Solicitud de vídeo

Mensaje:
Archivo personal / promocional para la CMC / Emisión TV

http://cmc-terrasanta.com/es/video/cristianos-de-tierra-santa-2/centro-para-el-patrimonio-palestino-de-belen-13358.html

Ninguna parte de este video puede ser editado o transmitida, a menos que se llegue a un acuerdo con el Christian Media Center y siempre que todas las partes estén de acuerdo.
Promover, recuperar y preservar la propia tradición. Estos son los tres “mandamientos” del centro para el patrimonio palestino de Belén, fundado hace 26 años por Maha Saca.

MAHA SACA
Directora Centro para el Patrimonio Palestino en Belén
“Comencé este trabajo en 1991, dirigiendo varias investigaciones de campo, en aldeas palestinas, hasta en Gaza. Recogí así informaciones de manera directa, directamente de las voces de los expertos. Con ellos entendí que lo más importante para la mujer es su vestido, porque es el traje de su matrimonio, con lo que viajan, lo que queda fijado en su memoria. Por ello me centré en este sector.”

MAHA SACA
Directora Centro para el Patrimonio Palestino en Belén
“Como mujer palestina creo que la indumentaria explica la historia de un pueblo. Por ejemplo, en Be’er Sheva la esposa lleva un vestido rojo. Si enviudara, lo cambiaría por uno azul. Si quisiera volver a casarse, añadiría algunos colores y complementos, sugiriendo que quiere tener un nuevo marido e hijos.”

Moda, bordado y joyas constituyen el corazón del centro, pero no son su única sección: Encontramos otra también que recoge utensilios tradicionales destinados al uso doméstico y agrícola, otra que expone pinturas y fotografías del territorio o que vende libros y postales. Tenemos incluso la posibilidad de visitar una tienda beduina y degustar café árabe.

El centro ofrece trabajo a unas 40 mujeres de la zona de Belén y de Hebrón, procedentes tanto de aldeas como de campos de refugiados. Para muchas de ellas esta es la única fuente de ingresos.

FATHYA AFGHANI
Trabajadora
“Llevo el bordado en la sangre. No sé estar sentada sin coser algo… Esto para mí es un hobby, pero al mismo tiempo una fuente de sustento para ocuparme de mi familia y educar a mis hijos.”

Maha, la directora del centro, ha realizado también las estolas regaladas a dos papas en su visita a Tierra Santa, Benedicto XVI y Francisco. Sobre ellas bordó la cruz del Vaticano y la de Palestina, la llamada cruz del retorno. Una señal para dar voz a su pueblo y al deseo de que su identidad no se pierda con el paso de las generaciones.

MAHA SACA
Directora Centro para el Patrimonio Palestino en Belén
“Crecí en una casa palestina que me enseñó el amor por mi tierra y el sentido de pertenencia y la dedicación a ella. Aquí tratamos de crear una conexión entre el pasado y el presente, de manera que la herencia esté viva y continúe perteneciéndonos.”